Durante el período 1979-1996, el Programa de Adiestramiento en Salud en Centro América y Panamá (PASCAP) tuvo una repercusión positiva en la Región al elevar la importancia del desarrollo de los recursos humanos. A partir del 2004, el tema de Recursos Humanos fue colocado como prioridad en las agendas de la RESSCAD y COMISCA. Este hecho ha permitido avanzar en la Región en la identificación de los problemas, levantamiento de datos básicos y necesidades de cooperación técnica, definición de los desafíos y formulación de planes nacionales de recursos humanos, la formulación de las iniciativas y proyectos específicos en distintos temas del campo, consolidación de redes de trabajo y capacitación de líderes en cada uno de los países.

A partir de las orientaciones generales del Llamado a la Acción de Toronto del 2005, la mayor parte de los Países de la Región formularon los planes nacionales para el desarrollo de Recursos Humanos durante el periodo 2006-2015. Sin embargo, una vez aprobadas las Metas en Recursos Humanos 2007-2015 para las Américas por parte de la OPS, tales planes necesitan una revisión y adaptación a las mismas.

Por su parte, la XXIII RESSCAD creó una Comisión Técnica Centroamericana de Recursos Humanos conformada por representantes de los ministerios de salud y los seguros sociales de los países de la Región, de la OPS/OMS y del SICA/SISCA para encargarse de la orientación estratégica de la iniciativa para una década de recursos humanos. La Comisión Técnica está aún en fase de constitución pues algunos Países aún no han designado sus delegados. Durante las XXV, XXVI y XXVII reuniones del COMISCA el tema de recursos humanos ha adquirido creciente relevancia al punto que se formalizó solicitud de apoyo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID). La propuesta de proyecto “Desarrollo de los Recursos Humanos de los Ministerios de Salud miembros de COMISCA”, enmarcada en la línea de cooperación como Bien Público Regional del BID, no llegó a ser financiada.